martes, 20 de enero de 2015

KING CAKE BRIOCHE, 29º DESAFÍO EN LA COCINA

Carnaval, carnavalllllll, carnaval te quieroooooo!!!!!.... Nooooooo, no me he vuelto loca.... Lo que pasa que ha llegado el carnaval anticipadamente al grupo Desafío en la cocina.
La receta propuesta este mes viene de la mano de Carolina del blog Tomillo, laurel y otras cosas de comer. Mi compañera de grupo de la isla de enfrente está convaleciente de un reciente transplante de córnea que le está dando una pequeña lata la recuperación, pero yo sé que lo va a conseguir. Desde aquí un beso enormeeeee!!!!!.

La receta propuesta por Carol es un KING CAKE, un dulce típico del martes de carnaval, (día anterior al miércoles de ceniza) y cierre de estas fiestas porque a partir del martes, empieza la cuaresma. Es típico de Nueva Orleans, dónde el carnaval se llama Mardi Gras. Se parece mucho a nuestro roscón de reyes, puede estar relleno (una mezcla de mantequilla, azúcar y canela) o sin rellenar. En su interior se guarda la figura de un niño que representa al niño Jesús y los colores de azúcar que lleva simbolizan a los Reyes Magos. El violeta es la justicia, el verde la fe y el amarillo-dorado el poder.

Carolina dió libertad a la hora de realizar el King cake, así que yo me decanté por una masa tipo brioche.... lo hice tipo roscón trenzado y la verdad que quedó super esponjoso y riquísimooooo. Como es la primera vez que hago un tipo de masa así, no quise complicarme y lo hice sin rellenar. En casa ha gustado tanto, tanto, que la próxima vez lo haré relleno jejeje......




INGREDIENTES
Ralladura de la piel de una naranja
Ralladura de la piel de un limón
20 gr de agua de azahar
1/2 cucharadita de café de canela molida
500 gr de harina de fuerza
70 gr de azúcar
90 gr de mantequilla en pomada (dejarla un rato a temperatura ambiente)
120 ml de leche
3 huevos
1 cucharadita de café de sal
Un cubilete (25 gr) de levadura fresca o 1 sobre de levadura de panadero seca
1 huevo para pintar el brioche

Adorno
Glasa:
Azúcar glass
Cuatro o cinco cucharadas soperas de leche
Azúcar de colores para espolvorear


Poner en el vaso de la thermomix bien seco y limpio, la ralladura de la naranja, ralladura del limón, la canela molida y el azúcar: Programar 30 segundos, velocidad progresiva 5-7-10 para convertir todo en polvo.

Verter la leche y los huevos. Programar 5 segundos, velocidad 4 para que se batan bien los huevos. Volver a programar 2 minutos, 37º temperatura, velocidad 2.

Añadir la harina con la levadura. Amasar 4 minutos velocidad espiga, sin temperatura.


Por último añadir la mantequilla en pomada y la sal. Programar 5 minutos, velocidad espiga.

Dejar levando en el mismo vaso de la thermomix hasta que doble su volumen, tapando la máquina con un paño de cocina. Mi masa quedó así después del levado. Se salía por el bocal jajaja....


Sacamos la masa del vaso (precaución con las cuchillas que no se ven porque la masa ha doblado el volumen).

Desgasificar la masa, se consigue metiendo el puño o los nudillos en la masa, así perderá el gas de la fermentación y bajará el volumen. Ahora daremos forma a nuestro king cake brioche. La masa se pega un poco a las manos, para ello utilizaremos un poco de harina en la mesa y en nuestras manos. No es incómoda de trabajar.

Dividir la masa en dos tiras iguales, ir entrelazando las dos tiras como si fuera una trenza. Unir los dos extremos haciendo un círculo. Colocaremos algo en el centro para que con el segundo levado no se nos cierre el círculo central y mantenga la forma de roscón. Dejar unos 45 minutos levando hasta que doble su volumen, abrigado de las corrientes de aire. Para que suba más fácilmente y el tiempo está fresco, podemos calentar el horno a 50º, apagarlo y meter el King cake brioche a levar dentro de él.

Pintamos con huevo batido.
Precalentamos el horno a 180ºC, metemos el King cake y horneamos entre 20-25 minutos. Si vemos que se tuesta demasiado, cubriremos con papel de aluminio hasta terminar la cocción. Pinchar para comprobar que está hecho. Sacar y dejar entibiar.


Ya sólo queda adornar nuestro King cake con los colores tradicionales: amarillo, verde y morado. Para ello coloreamos azúcar. Para que quede el azúcar bien pegado en nuestro dulce haremos una glasa espesa mezclando azúcar glass en las cucharadas de leche. La consistencia a ojo, es mejor que quede algo espesa. Esparcir la glasa por encima de nuestro King y colocar tiras de azúcar de colores: amarillo, verde y malva.


A disfrutar de nuestro particular King cake....empieza el carnaval!!!!!.






FUENTE DE INSPIRACIÓN: El puchero de Morguix

Después de ver mi KING CAKE BRIOCHE, no te puedes perder las maravillosas recetas que han hecho mis compañeros de desafío de esta impresionante receta dulce. Puedes verlas todas pinchando en Desafío en la cocina


El próximo desafío es el 20 de Febrero, será un desafío salado. Las desafiadora de ese mes soy yo. Si quieres saber la receta que voy a proponer tendrás que esperarte al 20 de Febrero. No te lo puedes perder!!!!!.


Queremos comentaros que después de tener el grupo DESAFÍO EN LA COCINA cerrado, volvemos a admitir nuevos blogs. Ahora mismo lo componemos 62 blogs de cocina y quedará abierto hasta completar los 75 blogs.

Si te apetece formar parte de nuestros desafíos nada más fácil que mandar un correo a una de las desafiadoras:
Mabel (A nadie le amarga un dulce):
mabelladeldulce@hotmail.es
M.Luz (Trasteando en mi cocina): 
trasteandoenmicocina@hotmail.com
Rocío (Chismes y cacharros):
rociosalan@gmail.com
Mila y Nina (La cocina de Camilni):
lacocinadecamilni@yahoo.es


TRUCO: AZÚCAR DE COLORES

Una entrada fácil, fácil....darle color al azúcar. Es una receta perfecta para realizar con niños. Sólo necesitamos azúcar y colorantes líquidos que se encuentran fácilmente en supermercados y tiendas de repostería. Con el azúcar coloreada podremos decorar galletas, añadir color a bizcochos, dulces... Por supuesto que el azúcar se puede utilizar y comer porque los colorantes son alimentarios.

En el mercado hay varios tipos de colorantes, en pasta, en gel etc...., pero los más económicos y que se encuentran más fácilmente son unos colorantes líquidos (3 botecitos con los tres colores básicos: Amarillo, Rojo y Azul. Por detrás del envase de colorantes viene las gotas que se debe de poner para obtener el resto de la gama de colores: naranja, verde, malva etc....



INGREDIENTES
Azúcar blanca normal
Colorantes alimentarios líquidos

Poner la cantidad de azúcar necesaria en un bote de plástico o cristal que contengan tapa. También podemos utilizar una bolsa de plástico. Añadir las cantidades necesarias de colorante. Cerrar y batir como si tuviéramos unas maracas o una coctelera hasta conseguir un color uniforme en el azúcar.



En seguida verás que el azúcar coge color.

Es recomendable para que el azúcar no se quede apelmazado, secar el azúcar después de haberla teñido, para ello colocaremos el azúcar bien extendida en una bandeja, plato etc... o secarla encima de la calefacción o con un golpe de horno.



NOTAS: Los colorantes alimentarios líquidos son estos. Detrás del envase viene detalladamente las gotas que se deben poner de cada botecito para la obtención de la gama de colores.



sábado, 20 de diciembre de 2014

CANELONES DE POLLO CON BECHAMEL DE SETAS, 28 DESAFÍO EN LA COCINA

Último mes del 2014 y última receta de este año del grupo Desafío en la cocina. La desafiadora es Mabel, del blog A nadie amarga un dulce, su propuesta son unos CANELONES. Mira por dónde no tenía ninguna receta de canelones en el blog porque siempre directamente hago lasaña... He estado mirando en Internet y aparte de ser un plato típico de la cocina italiana, es tradición comer canelones en Cataluña el 26 de diciembre por San Esteban, para utilizar la carne que ha sobrado de las comidas navideñas. Desconocía esa información, siempre se aprende algo nuevo jejeje...

Me apetecía hacer una bechamel diferente, por eso elegí esta versión que lleva setas en su realización...el resultado es verdaderamente sorprendente, en casa les ha encantado. Únicamente hay que añadir unas setas a la bechamel y unida al relleno de los canelones que son de pollo, la receta ha quedado genial, estoy segura que los repetiré...



INGREDIENTES
1/2 pollo fresco
150 gr de setas variadas
6 ó 7 tomates rojos o una lata de tomate natural frito
1 cebolla hermosa
1/2 pimiento rojo
1 caja de placas de canelones precocidos
Pasas
Piñones
1/2 vaso de vino blanco
Sal, pimienta

Asar el pollo
1/2 cebolla
2 hojas de laurel
2 ó 3 dientes de ajo
Un chorrito de vino blanco
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Bechamel
1 litro de leche
2 cucharadas soperas de harina floja
Nuez moscada
100 gr de setas variadas
Sal
Aceite de oliva

Asar el pollo
Para asar el pollo utilizaremos las bolsas de asar que son super limpias y cómodas. Calentar el horno a 200º. En la bolsa meteremos el pollo salpimentado, 1/2 cebolla en trozos, las dos hojas de laurel, los dientes de ajo, aceite de oliva y un chorrito de vino blando. Cerrar la bolsa con el cierre que trae dentro del paquete. Cortar el exceso de la bolsa en el extremo, pinchar la bolsa con un palillo por encima y meter en el horno a 180ºC durante 3/4 de hora. Una vez asado, sacarlo de la bolsa y dejarlo enfriar. Una vez frío, desmenuzarlo y cortarlo en trocitos. Reservar.


Canelones
Si tenemos tomates frescos, rallarlos. Sofreírlos con aceite, pimienta, un chorrito de aceite y una pizca de azúcar. Después de una media hora estará lista la salsa de tomate. Reservar.
Prescindí de este paso porque directamente utilicé una lata de tomate natural frito.

Pochar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva la cebolla y el pimiento en juliana, las pasas, los piñones y las setas. Cuando estén pochadas las verduras, echar el vino. Reducir. Reservar.


Bechamel
Picar las setas con ayuda de una picadora. Deben quedar muy trituradas, como una pasta.


En la misma sartén del sofrito haremos la bechamel. Añadir un chorrito de aceite de oliva y las setas trituradas, sofreír hasta que las setas adquieran un color más oscuro, es decir, ligeramente tostadas. Añadir las dos cucharadas soperas bien colmadas de harina. Vamos añadiendo la leche y ligando la mezcla hasta conseguir que tenga una consistencia de bechamel. Probar de sal y añadir nuez moscada.

Añadir el pollo desmenuzado a la fritura y 2 ó 3 cucharadas de bechamel. Mezclar todo muy bien, debe quedar el relleno jugoso. La bechamel sobrante reservar.


Cocer las placas de canelones en agua hirviendo o sumergir las placas en agua caliente durante 20 minutos como hice yo. Una vez pasado ese tiempo, sacar las planchas, colocarlas encima de un paño de cocina separadas unas de otras para que suelten el agua. En mi caso utilicé canelones precocidos que únicamente hay que sumergirlos en agua caliente, de todas maneras leer las instrucciones del fabricante.


Montaje
En una fuente resistente al horno, colocar la salsa de tomate natural frita. Enrollar los canelones poniendo una cucharada de relleno en el centro y cerrando los bordes. La apertura de los canelones dejarlas hacia arriba.


Colocar los canelones enrollados encima de la salsa de tomate. Cubrirlos con la bechamel clarita que teníamos reservada. Salpicar por encima con queso rallado y algo de mantequilla.


Precalentar el horno a 180ºC. Hornear nuestros canelones a esa temperatura durante unos 30 minutos o hasta que la superficie esté dorada.







FUENTE DE INSPIRACIÓN: Mercado calabajío

Después de ver mis Canelones de pollo con bechamel de setas, no te puedes perder las maravillosas recetas que han hecho mis compañeros de desafío de esta receta salada. Puedes verlas todas pinchando en Desafío en la cocina




El próximo desafío es el próximo 20 de Enero, será un desafío dulce. Las desafiadora es Carolina del blog Tomillo, laurel y otras cosas de comer.....No te lo puedes perder, será nuestra primera receta del grupo del recién estrenado 2015.


NUEVAS INCORPORACIONES: 
NOTA IMPORTANTE  (1/Marzo/2014) 
CERRADO POR AHORA LA ADMISIÓN DE NUEVOS BLOGS EN EL GRUPO DESAFÍO EN LA COCINA. PUEDEN LEER LAS CAUSAS PINCHANDO AQUÍ.
PERDONEN LAS MOLESTIAS.



jueves, 20 de noviembre de 2014

ROSQUILLAS DE ANÍS CON BAÑO DE ANÍS, 27º DESAFÍO EN LA COCINA

El desafío de este mes viene de las manos de las hermanísimas Nina y Mila del blog La cocina de Camilni. En su email especifican que la receta del mes de Noviembre tiene que ser un dulce frito típico de España, pero de una comunidad autonómica distinta de dónde residimos.

Así que enseguida me decidí que mi receta tenía que ser o de Andalucía o de Madrid, dónde he pasado mi infancia.... porque para mí un dulce típico frito automáticamente me remonto a muuuuchos años atrás. He regresado al pasado..... a ese pasado de mi madre y de mi abuela en la cocina friendo pestiños, torrijas, leche frita etc... qué recuerdos!!!!.

Me ha encantado la receta de este mes por varias razones, la primera porque me encantan los dulces caseros tradicionales, vamos, los de toda la vida. Lo segundo porque me encantan los postres fritos, aunque reconozco que no los hago habitualmente por lo que se mancha en la cocina. Lo tercero porque me encanta el sabor del anís, ese anís que le ponían mi madre y mi abuela a muchas recetas de repostería.....

Mi receta son unas tradicionales rosquillas de anís, muy típicas de Andalucía y de Madrid.... Se suelen comer en época de Navidad y de Semana Santa. Muy fáciles de hacer y muy, muy ricas...Las puedes tomar directamente fritas rebozadas con azúcar o con un baño de anís que intensifica un poco más el sabor del anís (pero de una manera suave...). Para mí mejoran con el baño, todo el mundo que han probado las dos clases, se han quedado con las bañadas en anís.... las tengo que repetir si o si....





INGREDIENTES (Salen unas 30 - 35 rosquillas)
2 huevos
100 gr de azúcar
80 ml de aceite de oliva suave tibio
80 ml de leche entera tibia
Ralladura de un limón
50 ml de anís seco
Una cucharadita de levadura Royal
Una pizca de sal
Harina la que admita de 400 a 500 gr

Aceite de oliva o de girasol (para freír)
Azúcar para rebozar

Baño de anís
100 ml de anís seco
150 ml de agua
2 ó 3 cucharadas soperas de azúcar


Método Thermomix
Poner en el vaso de la thermomix el azúcar y pulverizar 20 segundos en velocidad progresiva 6-8-10.

Añadir la ralladura de limón, los huevos, el aceite, la leche, el anís y una pizca de sal. Programar 10 segundos con velocidad 6. Si  no queda bien mezclado, poner otros 10 segundos más.

Añadir la mitad de la mezcla de harina con levadura tamizada y mezclar 8 segundos, velocidad 6. Repetir con el resto de la harina que queda.

Debe quedar una masa blanda, pegajosa. Si falta harina, añadir una poca más y programar velocidad espiga, 15 segundos. Cuanto más pegajosa podamos dejar la masa, las rosquillas nos quedarán más tiernas. Si añadimos harina en exceso nos quedarán más duras.

Sacar la masa del vaso de la thermomix con las manos untadas de aceite. Formar una bola y envolver en papel film. Dejar reposar la masa un mínimo de media hora. Con el reposo la masa queda menos pegajosa.


Método Tradicional
Colocar la harina con la levadura en forma de volcán. En el centro poner los huevos (algo batidos), la leche tibia, el aceite caliente y el anís, Alrededor de la harina poner el azúcar, la sal y la ralladura de limón.

Empezar a amasar con dos dedos removiendo los líquidos del interior del volcán hacia afuera y cuando la masa se vaya formando amasar con cuatro dedos. Seguir amasando y formar una bola que debe quedar algo pegajosa. Cuanto más pegajosa podamos dejar la masa, las rosquillas nos quedarán más tiernas. Si añadimos harina en exceso nos quedarán más duras.

Envolver la masa con film y dejar reposar un mínimo de media hora. Con el reposo la masa queda menos pegajosa. Podemos ayudarnos para manipular la masa untarnos la manos con un poco de aceite.

Para los dos métodos
a) Formar las rosquillas cogiendo porciones de masa y formando unas bolitas, dejarlas sobre papel de hornear. Con el dedo hacer un agujero en el centro, formando las rosquillas.


b) Coger porciones de masa y hacer tiras para formar las rosquillas.


Para mayor comodidad hacer todas las rosquillas antes de empezar a freír.


Freír en aceite caliente pero no en exceso para que no se nos quemen y nos queden crudas por dentro.

Una vez fritas escurrir el exceso de aceite en papel de cocina absorbente. Rebozarlas enseguida en azúcar. El azúcar de rebozar me gusta triturarlo ligeramente con un rodillo o mazo de cocina para que quede algo molida, no como azúcar glass, pero prefiero que quede más fina para rebozar.


Podemos disfrutar de nuestras rosquillas así (sólo con azúcar) o hacer un baño de anís. Tengo que reconocer que hice de las dos maneras y en casa nos gustó mucho más rebozadas en anís, quedan mucho más tiernas y con más sabor a anís.

Baño de anís
Poner en un bol el anís, la misma cantidad de agua que de anís y las cucharadas de azúcar. Mezclar todo bien.

Freír las rosquillas. Escurrir el exceso de aceite en papel absorbente. Bañarlas a continuación en el bol dónde tenemos el baño de anís. Sacarlas y volverlas a poner en papel de cocina. En cuanto se seque el baño (tardan unos segundos y dejan de brillar), rebozarlas en azúcar.

A disfrutarrrrrrr de esta delicia!!!!!!!!!!.









Consejos para que las rosquillas queden tiernas
1. Utilizar harina floja. La masa debe quedar blanda, algo pegajosa,. El exceso de harina únicamente consigue que nos queden duras.

2. Para freír es cuestión de gustos, algunas personas prefieren aceite de girasol y otros aceite de oliva suave. Podemos suavizar el sabor del aceite friendo una cáscara de limón en el aceite.
Lo importante es utilizar aceite caliente pero no en exceso, deben hacerse las rosquillas bien por dentro y que no se nos quemen por fuera.


FUENTE DE INSPIRACIÓN: Sin salir de mi cocina


Después de ver mis Rosquillas de anís, no te puedes perder las maravillosas recetas que han hecho mis compañeros de desafío de esta receta dulce. Puedes verlas todas pinchando en Desafío en la cocina



El próximo desafío es el próximo 20 de diciembre, será un desafío salado. Las desafiadora es Mabel del blog A nadie amarga un dulce.....No te lo puedes perder, seguro que te sorprenderá, será una receta navideña????.


NUEVAS INCORPORACIONES: 
NOTA IMPORTANTE  (1/Marzo/2014) 
CERRADO POR AHORA LA ADMISIÓN DE NUEVOS BLOGS EN EL GRUPO DESAFÍO EN LA COCINA. PUEDEN LEER LAS CAUSAS PINCHANDO AQUÍ.
PERDONEN LAS MOLESTIAS.


martes, 11 de noviembre de 2014

ROSCA DE HOJALDRE Y QUESO

A veces tenemos en la nevera rodando una plancha de hojaldre y no sabemos qué hacer con ella. Esta es una buena idea para utilizarla junto con una bolsa de queso y orégano...solucionado.... Podemos luego trocear nuestra rosca y es un magnífico entrante.




INGREDIENTES
Una plancha de hojaldre (mejor si es rectangular)
Una bolsa de cuatro quesos
50 gr de queso azul (opcional)
Orégano
Un huevo (pintar el hojaldre, opcional)

Desenrollar el hojaldre. Pinchar con un tenedor para que no se suba en el horno. Añadir por encima de la plancha el orégano, la bolsa de cuatros quesos y en mi caso los 50 gr de queso azul repartido en trocitos.


Enrollar haciendo un rulo, como si fuera un brazo de gitano, ayudándonos del papel de horno que viene con el hojaldre. Con un cuchillo bien afilado cortar por la mitad nuestro rulo, el queso se nos caerá un poco, pero no importa.


Con las dos partes del hojaldre vamos entrelazando las dos mitades.


Colocar el rollo encima de un papel de horno, el queso que se nos ha caído colocarlo por encima con algo más de orégano. Podemos pintarla con huevo batido o no, como se prefiera.

Hornear en el horno precalentado a 200ºC hasta que esté dorado, unos 15 minutos.







FUENTE DE INSPIRACIÓN: Bocados del cielo



domingo, 2 de noviembre de 2014

FILETES DE POLLO AL SOBRE

Aunque me guste cocinar, hay veces que prefiero hacer recetas rápidas y estar poco tiempo en la cocina. Visitando el blog de Jose, antiguo compañero del grupo Desafío en la cocina, me rendí a sus pies cuando vi esta receta tan fácil....voalá, ya la tengo en mi blog jejeje...

Un día que no tengáis muchas ganas de estar en la cocina, prepararla...y me contáis....




INGREDIENTES
Una bandeja de filetes de pechuga de pollo
Un sobre de sopa de cebolla
Un bote de leche evaporada (400 gr)
Una bolsa de cuatro quesos

Colocar los filetes de pechuga de pollo limpios de grasa y nervios en una bandeja que pueda ir al horno.

En un bol mezclar la leche evaporada con el sobre de sopa de cebolla.

Verter la mezcla encima de las pechugas de pollo. Añadir la bolsa de cuatro quesos por encima y llevar al horno que tendremos precalentado a 200ºC.



Los dejaremos unos 20 minutos. Si se nos quema mucho por encima, colocar papel de aluminio y dejar que termine el tiempo de cocción del horno.







FUENTE DE INSPIRACIÓN: Aisha Kandisha